Mediaset califica la decisión del Gobierno de atropello

Mediaset califica la decisión del Gobierno de atropello

El próximo 6 de mayo se apagarán nueve cadenas de televisión y La inminencia del cierre obliga a que los operadores lancen mensajes a la audiencia -y, de paso, a los responsables de este apagón-. La semana anterior, fue Atresmedia el grupo que estrenó una campaña al respecto, ahora es el turno de Mediaset.

La idea de la campaña de Mediaset ya estaba perfilada semanas atrás. De hecho, Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España, calificó el cierre como «un atropello» en la junta general de accionistas de esa compañía en marzo.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha subrayado en repetidas ocasiones que ese cese de emisiones ya es irrevocable. «No hay marcha atrás», declaró Soria a este periódico. No obstante, incluso se ha lanzado una petición on line al Gobierno contra el cierre de canales que en el momento del lanzamiento de la campaña de Mediaset ya contaba con más de 90.000 firmas.

Las cadenas privadas, representadas por la patronal Uteca, han recordado por su parte al Gobierno que «cumplieron todas las obligaciones que se les habían impuesto durante la transición a la TDT, y que fue la Administración la única que incurrió en errores y carencias puramente formales». Además, esos operadores han manifestado que pedirán al Gobierno indemnizaciones millonarias.

Este vuelco en el actual escenario audiovisual está provocado por la desautorización del Supremo del reparto de canales efectuado desde el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. El Tribunal estima que las licencias nacionales de emisión que se concedieron por real decreto deberían haberse otorgado de acuerdo a la Ley General de Comunicación Audiovisual, que exige que haya un concurso.

Las cadenas privadas han propuesto al Gobierno de Mariano Rajoy diferentes soluciones al conflicto, que fue provocado por el propio Ejecutivo, aunque en la etapa de Zapatero. Sin embargo, el Gobierno está decidido a que el panorama audiovisual se reajuste tal y como dicta el Supremo.