El gobierno italiano se plantea privatizar la RAI

El gobierno italiano se plantea privatizar la RAI

rai1

La cadena de televisión pública de Italia, la RAI, podría ser privatizada. Es lo que ha dicho el primer ministro italiano Enrico Letta, quien ha añadido que esa posibilidad por ahora no figura en el programa de su gobierno pero a pesar de ello se va a plantear. En la actualidad, los italianos pagan en sus impuestos un canon anual obligatorio para ayudar a financiar la RAI. Según una encuesta realizada el año pasado, el impuesto estatal de televisión es el más odiado por los italianos, que critican a la cadena televisiva por varias razones.

La RAI tiene casi 13.000 empleados y una deuda acumulada de 800 millones de euros. Los colaboradores externos suman 40.000 personas. Se debate desde hace años sobre privatizar al menos uno de los tres canales de la RAI, pero los partidos se resisten. Nadie ha planteado nunca el cierre de la RAI, ni podría hacerlo, porque los contribuyentes se rebelarían, a pesar del malestar ya provocado por la crisis. Y eso que cada empleado de la RAI cuesta al contribuyente unos 89.000 euros anuales. Comparado con la ERT griega, que cuesta al contribuyente 26,5 euros por cabeza, bebés incluidos, la RAI alcanza los 29 euros per cápita.

En concreto, los italianos pagan 113,5 euros anuales en concepto de todos los canales de televisión y de radio de la RAI. Algo más del 47% de los italianos considera detestable esta tasa impositiva. De hecho la financiación de la RAI ha costado a los contribuyentes italianos una auténtica fortuna en los últimos años, a pesar de la reducción de costos y a la inclusión de publicidad.

La RAI dispone de varios canales de televisión, algunos de los cuáles se pueden captar en abierto por satélite a través de la posición orbital de 13º Este de Eutelsat Hot Bird.