TV3 demostró su potencial tecnológico en la cobertura de las elecciones catalanas

TV3 demostró su potencial tecnológico en la cobertura de las elecciones catalanas

tecnologia-televisiva

El escrutinio representado gráficamente en el hemiciclo sobre los asientos reales de los diputados, una cámara instalada en un octocóptero para dar el plano de entrada al Parlament y el uso del videomapping virtual sobre la fachada del edificio marcan un punto de inflexión en los programas electorales de la cadena.

El radiodifusor público catalán TV3 ha dado un paso más en el uso de la tecnología en el especial de las últimas elecciones de esta comunidad autonómica.

Potencial Tecnológico Televisivo

Para las elecciones catalanas, la apuesta del equipo encargado tanto de la realización com de la producción de los gráficos que nutrían el especial de datos, un grupo que encabezaba personalmente el jefe de Imagen y Servicios Artísticos de TV3, Paulí Subirà, fue arriesgada.

Todo consistía en superar lo que ya había dado buenos resultados en comicios anteriores y hacerlo además, de acuerdo con los tiempos de crisis actuales, rebajando los recursos que se destinan habitualmente a un programa de estas características. Hacía falta, por un lado, desarrollar más la aplicación de una tecnología de la que TV3 ya dispone y, por otro, probar nuevos sistemas que, con un coste reducido, podían dar una imagen totalmente innovadora a un programa de elecciones.

La primera impresión en pantalla que pudieron apreciar los teleespectadores de esa apuesta fue el plano de entrada al Parlament, facilitado gracias a una cámara Canon 5D instalada en un octocóptero (drone) y teledirigida por un piloto y un cámara experto en esta tecnología, un sistema que TV3 no había utilizado nunca antes en un programa como éste y que permitió introducir a los espectadores desde el aire hasta el set de TV3.

Estos gráficos de la composición del hemiciclo, dotados de movimiento de manera que permitiesen un efecto similar al de 3D y hechos por primera vez en alta defición, se complementaron a lo largo de la noche con muchos otros datos que, gracias a la misma tecnología, aparecían virtualmente en la Sala dels Passos Perduts, donde se instaló el set principal de la cadena. Desde allí, los espectadores pudieron seguir minuto a minuto los resultados a través de mapas de diferentes zonas del territorio, barras con los los porcentajes que ofrecía el escrutinio en cada demarcación y pantallas de conexión con líneas externas.

Para poner a punto todo el dispositivo necesario, los días previos al programa trabajaron en la cámara catalana un centenar de profesionales de TV3. Ayudados a la hora de ajustar los sistemas por los responsables de la empresa Kronomav, encargados de instalar el travelling robotizado que permitía ver los gráficos virtuales con cámaras en movimiento, y utilizando el sistema de renderización virtual de ORAD, la empresa responsable del equipo que utiliza normalmente TV3 en su trabajo en platós virtuales, los especialistas en gráficos en tiempo real del área de Imagen de TV3 y los profesionales de Técnica de la cadena transformaron por unos dias la fisonomía habitual del Parlament en un entramado de cables, cámaras, robots y pantallas.

La máxima para los equipos de TV3, una cadena que desde sus inicios ha hecho una apuesta por ser pionera en el uso de la tecnología, ha sido seguir arriesgándose para mejorar y continuar reinventádose.