La Generalitat medita implantar un canon para financiar TV3

La Generalitat medita implantar un canon para financiar TV3

El gobierno de la Generalitat está estudiando la posibilidad de crear un canon para financiar TV3. El portavoz del Govern, Francesc Homs, confirmó ayer que el ejecutivo pidió el estudio sin consultarlo ni siquiera con el director de la CCMA, Eugeni Sallent.

Los presupuestos de 2012 recortaron la subvención a la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), el organismo que gestiona la televisión y la radio públicas, apenas un 12 por ciento. La CCMA recibió 40 millones menos. En total, los catalanes pusieron 260 millones para financiar la televisión y radio públicas, una cifra que sigue siendo desmesurada para los tiempos que corren. Consciente de que la CCMA pide a gritos una re estructuración el gobierno de Artur Mas ha encargado a Deloitte un estudio sobre la posibilidad de implantar un canon para financiar la televisión pública catalana.

La tasa podrían pagarla los ciudadanos directamente o podría aplicarse a las compañías del sector audiovisual. Ambas fórmulas están extendidas en Europa. Aunque «hoy por hoy», aseguró Homs, «no nos decantamos por ninguna de las dos». A un mes de que empiece la campaña electoral, el Govern no va a arriesgarse a imponer un canon por muy «europeo» que sea.

Sistema de financiación

TV3 se financia en un 78 por ciento con dinero público. El 22 por ciento restante se obtiene a través de publicidad. Se trata de una fórmula anacrónica que no tiene comparación en las televisiones de referencia de Europa.

La BBC se financia en un 80 por ciento a través de un canon de 180 euros que cada hogar paga anualmente. La televisión pública alemana, que durante años fue objeto de debate por la falta de transparencia en su financiación, recibe el 87 por ciento de sus ingresos a través del cobro de un canon que oscila entre los 5,76 y los 17,98 euros mensuales.

Las familias francesas pagan 120 euros al año y las italianas, 90 euros –con esta tasa la RAI recibe el 54 por ciento de sus ingresos–.