Corporación RTVE se encuentra en el peor momento de toda su historia

Corporación RTVE se encuentra en el peor momento de toda su historia

El presidente de las Productoras Asociadas de Televisión de España (PATE), José Manuel Lorenzo, ha señalado, recientemente, que la situación de TVE, sin presidente desde que Alberto Oliart dimitió en julio de 2011 y con un recorte para este año en sus presupuestos de 204 millones de euros, es un «drama» para el sector y ha pedido normas que fomenten la producción española en la pública.

Las productoras españolas consideran dramática la situación de TVE

Como solución a la actual situación de la Corporación -que, por el recorte de su presupuesto, no contrata producciones de compañías españolas-, José Manuel Lorenzo apuesta por establecer «normas que permitan que las productoras y las televisión pública se entiendan perfectamente y conquisten el mercado nacional e internacional.

En este sentido, el presidente de PATE considera bastante vergonzoso que TVE lleve más de nueve meses sin presidente. «No pueden aprobar sus presupuestos, no saben dónde aplicar el recorte, no tienen hoja de ruta…», se queja, que espera que la pública «sea capaz de establecer su hoja de ruta, dinamizar el sector y no perjudicar algo tan valioso como la producción de ficción».

Así, Lorenzo insiste en que es importante que en España exista una televisión pública «fuerte, independiente, con unos grandes informativos y, sobre todo, que sea uno de los grandes motores de desarrollo de la industria española en la creación de entretenimiento, ficción, animación o documental» y pone como ejemplo el papel que juega la BBC, con más del 50 por ciento de su producción independiente.

Por otro lado, y según explicó, anteayer, el presidente de turno de la Corporación pública, Manuel Esteve, en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de control parlamentario al Ente público, RTVE gastará en 2012 en derechos de largometrajes españoles y extranjeros 44,9 millones de euros comprometidos y 1,6 en tramitación; mientras que en derechos deportivos comprometidos se prevén 169,1 millón de euros y en ficción otros 20 millones.

Cerrar menú