El Gobierno de Madrid ha encargado un informe con una ‘solución’ para Telemadrid.

Gabinete de crisis sobre el futuro de Telemadrid. El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dado la orden a la dirección de la cadena autonómica de elaborar un informe sobre el futuro del canal. La actual estructura es insostenible. Se prepara un potente ERE con el objetivo de acabar con la sangría económica que supone el Ente para el presupuesto de la Comunidad de Madrid.

El informe ya se ha encargado y deberá estar listo en las próximas semanas. El objetivo de la Comunidad de Madrid, es decidir qué tipo de cadena se hará en un futuro. Sobre la mesa hay varias opciones. No se descarta ninguna solución, como por ejemplo:

— Adoptar un modelo de gestión como el que tienen las televisiones privadas. Es decir, externalizar la amplia mayoría de los departamentos y subcontratar a productoras los programas de la parrilla. Los servicios informativos no se tocan.

Privatizar la cadena. Esta opción es, a día de hoy, la que más opciones tiene, según indican fuentes cercanas a la dirección. La propia presidenta Esperanza Aguirre se ha mostrado públicamente a favor de esta posibilidad: Telemadrid, ha dicho, “no puede estar sufragado por todos” los ciudadanos madrileños.

El informe será encargado, previsiblemente, a una consultora externa.

Orden directa de recortar en personal

Aguirre ha dado orden tajante de que hay que recortar en gastos de personal de manera inmediata. A día de hoy, el coste en nóminas de los trabajadores de Telemadrid supone el 45% del total de gastos de la cadena. El resto corresponde al apartado de “compras y consumo” y al de “servicios exteriores”, partidas que llevan reduciéndose año tras año desde 2007.

Telemadrid tiene 1.180 trabajadores. En 2011, la cadena gastó en sueldos 60,5 millones de euros. La facturación el año pasado fue de 20 millones de euros. El resto de los ingresos provienen de la venta de imágenes y derechos, de la explotación y, principalmente, del presupuesto de la Comunidad de Madrid.

La cadena pública autonómica nunca ha recortado en personal y desde presidencia ha llegado el mensaje de que hay que acometer despidos urgentemente.

El Confidencial Digital
Cerrar menú