Desarrollan una nueva forma de mejorar el rendimiento y cobertura de los satélites

Desarrollan una nueva forma de mejorar el rendimiento y cobertura de los satélites

Uno de los problemas a los que se enfrentan los satélites de telecomunicaciones es que al tener varias antenas conectadas a distintos amplificadores, con diferente valor de ganancia de amplificación, provoca que algunos de ellos se calienten más que otros y es necesario disipar el calor generado en el espacio exterior donde no hay atmosfera para hacerlo.

Alberto Reyna Maldonado, Maestro en Ciencias en Ingeniería Electrónica por la Universidad Autónoma de Tamaulipas (México), ha defendido en la Universidad Pública de Navarra una tesis en la que desarrolla una agrupación de antenas para satélite que simplifica el sistema sin perder prestaciones, y que además permite que la energía emitida llegue de manera uniforme a toda la zona de cobertura.

En la tesis se ha optado por diseñar las agrupaciones de antenas «con métodos evolutivos», de modo que, «en vez de conectar cada antena a un amplificador con distinta ganancia de amplificación, es posible utilizar un amplificador para varias antenas con la misma ganancia de amplificación«, indica Reyna en un comunicado del centro académico. De esta forma, se consigue tener sesenta antenas con sólo tres amplificadores y se logra reducir el tamaño, el volumen, el peso y que el calor generado en el satélite no sea tan difícil de disipar, todo ello manteniendo las prestaciones de radiación.

Además, las agrupaciones de antenas se han diseñado para conseguir un tipo de radiación que consigue que la energía que se recibe en la Tierra sea igual en cualquier punto. «En pocas palabras», destaca Reyna, «se puede decir que hemos diseñado un tipo de arreglo de antenas para satélite que consiguen que la radiación llegue uniformemente a todas las partes de la Tierra, evitando que a unas zonas llegue más energía que a otras».

Esta nueva tesis aplicada a los satélites de telecomunicaciones, permitirá hacerlos más eficientes. Ya que ganarán en peso y tamaño y podrán dedicar a otras tareas la parte de su energía hasta ahora reservada al enfriamiento de los amplificadores.