Netflix demuestra que la mejor arma contra la pirateria es un servicio de calidad a precio razonable

 

El conocido servicio estadounidense de videos Online Netflix está dando una vez más que hablar. En esta ocasión el servicio de streaming parece estar demostrando que, con una política tarifaria adecuada, los usuarios finales prefieren suscibirse a un servicio para ver películas y series, antes que piratearlas. Las cifras hablan por si solas: en el 2010, Netflix llegó a ocupar el 30% de ancho de banda en Estados Unidos, en cuanto que los demás servicios (incluidas redes P2P) sólo llegaron en el mejor de los casos al 18,8%. Esto representa una caída de más del 19% en lo que a este tipo de servicios se refiere. Claro está, no se trata de proponer un servicio de videos de mala calidad a precio de saldo. En el caso de Netflix la propuesta es sencilla: pagas una cuota mensual de 7,99 dólares y puedes acceder a todo el contenido que desees, en alta calidad o en HD. Además, el catalogo propuesto incluye todas las producciones recientes y se actualiza constantemente.
Netflix, como también lo están haciendo otras compañías, está demostrando lo que los “dinosaurios” propietarios del negocio del entretenimiento (cine, música, etc…) no parecen querer entender y es que sencillamente, si hubiera servicios de calidad a precio razonable, el fenomeno de la piratería se extinguiría por si solo.

Fuente : TD

Cerrar menú