El apagón analógico llega el lunes a Vilagarcía, Vilanova, Catoira y A Illa

El apagón analógico llegará el lunes, 1 de febrero, a la comarca arousana. Los primeros en sufrirlo serán los vecinos de las localidades de Vilagarcía, Vilanova, A Illa y Catoira. A sus viviendas dejará de llegar la señal analógica, por lo que todos aquellos receptores de televisión que no estén preparados para la Televisión Digital Terrestre dejarán de funcionar. Los municipios ya han comenzado a informar a sus residentes de esta medida y en la capital arousana mostraron ayer su rechazo por la forma en que se les comunicó esta medida, por teléfono y pasadas las dos y media de la tarde de ayer.

En principio, la Xunta había anunciado que el apagón analógico no llegaría a la comarca arousana hasta principios de abril. Pero a última hora de la mañana de ayer, un comunicado de la Administración autonómica explicaba que, a partir del lunes, las primeras viviendas de la comarca dejarían de recibir la señal analógica. Durante ese día, se retomarán los apagones analógicos en las áreas técnicas de Ares, Santiago y Meda, lo que pondrá fin a la primera y segunda fase de implantación de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en la comunidad gallega. Eso significa el apagado analógico definitivo en las provincias de A Coruña, excepto en la zona de Barbanza, y de Ourense. También, que un millón más de personas dejarán de recibir la señal analógica de televisión. La medida afectará a un total de 95 municipios de toda la comunidad gallega y, entre ellos, seis de la provincia de Pontevedra.

Leer todo el artículo en la WEB

Fuente : La Voz de Galicia / Autor/a : M. Alfonso

Claudio Hernández Diesl.es