Más de 400.000 gallegos dejarán de ver la tele convencional en tres meses

Cuando llegue el próximo 30 de junio, un total de 60 concellos de Galicia se pasarán a la Televisión Digital Terrestre o TDT
Primero fue el vídeo, después el DVD, más tarde el descodificador de los canales por satélite, y ahora, un nuevo aparato se está sumando a la familia de acompañantes del imprescindible televisor en los hogares: el de la TDT, la Televisión Digital Terrestre. En muchas viviendas de Galicia ya lo tienen, en concreto en un 42%, según los datos correspondientes al mes de febrero.
Por el momento, sirve para tener mejor calidad de imagen y sonido y disponer de una mayor oferta de canales, pero pronto será un instrumento imprescindible para ver la tele. Y es que faltan poco más de cien días para la primera fase del apagón digital en la comunidad gallega y en toda España. El próximo 30 de junio, 60 concellos gallegos dejarán de recibir la señal de la televisión convencional, la denominada analógica.
Algo más de 400.000 habitantes se verán implicados en este primer apagón analógico. Se trata de la población de 39 municipios de la provincia de A Coruña, 16 de Ourense y cinco de Pontevedra. Son básicamente los de la comarca de Santiago de Compostela y Costa da Morte, así como la zona de la frontera con Zamora. En su mayoría, recibirán la TDT por conexión terrestre, aunque una pequeña parte, allí donde no sea rentable o posible este tipo de red, lo hará a través de satélite.
PER??ODO DE CAMBIO
Aún faltan más de tres meses para que llegue este momento, pero queda tanto trabajo por hacer que desde la Administración lo reconocen: “Vamos un poco pillados de tiempo???. Además, el proceso se verá afectado por el cambio del Gobierno autonómico. La actual Xunta en funciones tiene previsto dejar “todo preparado??? para completar el despliegue, pero hace falta convocar el concurso de suministro de instalaciones y puesta en marcha de los reemisores necesarios.
La previsión era que Retegal, la empresa de la Xunta encargada de la gestión de las infraestructuras y servicios de telecomunicaciones de la comunidad autónoma, se encargase de esta tarea, pero el nuevo Gobierno del PPdeG será ahora el que decida si continúa con estos planes o los cambia por otros.
Retegal tiene planificada la colocación de entre 80 y 100 reemisores y rellenahuecos, que sirven para cubrir las zonas de sombra de la señal, para garantizar la cobertura de la televisión digital terrestre en esta primera fase y la segunda, que será a finales de año. El objetivo es que, cuando se produzca el apagón análogico en los primeros 60 concellos, éstos cuenten con una cobertura de la televisión digital de al menos el 98%. El 2% restante se irá incorporando de manera paulatina, en los meses siguientes. Actualmente, el canal múltiple autonómico, que integra a la TVG, cubre algo más del 90% de la población que se va a quedar sin señal de televisión convencional. Por lo que respecta al resto de canales, el múltiplex público estatal y los cuatro de las cadenas privadas, su nivel de cobertura es menor, aunque en los últimos meses “han avanzado bastante???, según Jesús Sandá, de Retegal, quien recuerda que el compromiso es “no apagar la señal analógica en aquellos sitios en los que no haya igual cobertura digital???.
POR SATÉLITE
Pero, más allá de las cifras, está la realidad. La de un rural gallego con población dispersa y bregado en la lucha contra las malas comunicaciones. Por eso, tendrá que venir la ayuda de la recepción por satélite para que algunos hogares gallegos no se queden sin televisión, aquellos a los que no llegue la red terrestre por dificultades orográficas o no sea rentable llevarla. Nadie se atreve a decir cuántos serán, más allá de asegurar que por vía terrestre se está intentando cubrir todos los núcleos de más de 25-50 habitantes. Por debajo de eso, la mayoría deberá recurrir al satélite, lo que supone un coste para el usuario, que tendrá que poner una antena especial para recibir esta señal.
ANTENAS Y DESCODIFICADORES
El proceso para adaptarse a la llegada de la TDT y abandonar definitivamente la analógica tiene que pasar obligatoriamente por dos pasos: adaptar las antenas y tener una televisión digital o un descodificador. Es en el primero de estos requisitos donde los expertos en la materia temen que existan las mayores dificultades. Desde ImpulsaTDT –la Asociación para la Implantación y el Desarrollo de la Televisión Digital Terrestre en España, que se constituyó a finales de 2005 entre las principales cadenas de televisión– advierten de que se pueden crear “cuellos de botella??? a la hora de cambiar o adaptar las antenas si la gente deja esta tarea para el final, ya que los instaladores podrían no dar abasto.
Con los descodificadores no existe tanto problema, las continuas campañas de ventas de han tenido éxito y pocos son los que desconocen estos aparatos. De hecho, la cuota de pantalla de la televisión digital en Galicia es de un 22%, según el último informe mensual de Impulsa TDT.
Claro que, estas cifras a veces no reflejan la realidad en los hogares, sobre todo en los gallegos, que se pierden en las estadísticas estatales. Así, en lo que respecta a la cobertura, el requisito que tienen las cadenas de televisión privadas de cubrir un 96% de la población con la señal de la TDT les permitiría dejar de facto fuera a Galicia y centrarse en otros territorios donde el despliegue sea más rentable.Para compensar esta posible discriminación está actuando la Administración gallega, cubriendo con un plan de actuaciones pagado con fondos públicos las lagunas que puedan dejar las empresas privadas para garantizar un servicio universal.
Fuente : Xornal.com
Claudio Hernández Diesl.com
Cerrar menú