El apagón analógico en 2010 tiene un futuro incierto

España está poco o nada preparada para el apagón analógico en 2010, debido a los obstáculos para conseguir una cobertura amplia, la falta de confianza en la fecha y la ausencia de interés en la Televisión Digital Terrestre (TDT) de ciertos operadores
Así lo refleja un estudio de la Escuela de Negocios IESE de la Universidad de Navarra, presentado hoy, que se basa en las encuestas a casi 200 operadores audiovisuales -públicos y privados-, agencias de publicidad, empresas de tecnología, expertos y productoras, entre otros.

Durante la presentación, Joaquim Triadú, de IESE, ha subrayado que España tiene la mayor oferta de radios y televisiones públicas de la Unión Europea, a la que se suman «millares» de medios locales, cuya financiación depende de sus diputaciones y ayuntamientos.

El «Estudio Anual de Tendencias del Sector Audiovisual» refleja que el 60 por ciento de los encuestados cree que el país está «poco o nada» preparado para el apagón analógico, una cifra que supera el 74% entre los operadores de TV privada y que baja al 57,7% en el caso de los operadores de la televisión pública.

La mayoría de los consultados considera también que el modelo de la TDT implantado en España, que supone pasar de ocho o diez canales actuales a 40 ó 50- es poco o nada sostenible desde la perspectiva económica (64,3 por ciento).

Las principales críticas al modelo de la TDT son: la falta de una apuesta «clara» por los servicios interactivos (62,5%); la falta de contenidos para tantos canales y/o la reducción de la calidad de los mismos y las dificultades para financiar tantos canales mediante la publicidad clásica y el hecho de no introducir simultáneamente la Alta Definición.

Además, casi siete de cada diez consultados se muestra a favor de la implantación de la Televisión Digital Terrestre de Pago.

Cerrar menú