La televisión busca nuevos mercados a través del móvil y de la TDT de pago

Un informe asegura que el futuro del sector puede estar en la televisión a través del móvil y la TDT de pago con servicios de suscripción, pago por servicios y vídeo bajo demanda.
Según el informe elaborado por Asimelec, el fin de la radiodifusión analógica previsto para el 3 de abril de 2010 va a tener varias consecuencias sobre el modelo tradicional que ha sustentando históricamente la radiodifusión terrestre analógica. Para Asimelec, son tres las consecuencias básicas: la publicidad, debido a la fragmentación de las audiencias, la aparición de nuevos modelos de negocio y la diferenciación entre contenidos.

Tomando como referencia lo ocurrido en otros países de nuestro entorno, los nuevos modelos de negocio que se están desarrollando tomando como base la TDT son: la TV mejorada y la TDT de pago con servicios de suscripción, pago por servicios y vídeo bajo demanda. Otro modelo de negocio relacionado con la TV es la difusión de canales de TV a través del móvil, este negocio movió 8,7 millones de euros en 2007 con 290.000 abonados.

El informe destaca que la fuente básica de este sector es la publicidad, y si bien los ingresos publicitarios alcanzaron los 3.476 millones de euros en 2007 (+8,7% con respecto a 2006), se empieza a apreciar una cierta desaceleración en estos ratios de crecimiento, ya que en 2004, por ejemplo, el crecimiento fue del 15,2%.

Respecto a los ingresos por suscripciones a servicios de pago, en 2007 fueron de 1,273 millones de euros, un 4,4% más que en 2006. El número de abonados llego a los cuatro millones en 2007. La TV por satélite supone el 51,9%, sin embargo el mayor crecimiento corresponde a la TV por IP que ha crecido un 43,5% en 2007 respecto a 2006, llegando a los 560.00 abonados.

Respecto a los receptores, en 2007 el mercado español de televisores avanzados fue de 2.500 millones de euros (+23% respecto a 2006), y 3,4 millones de unidades. El 89,2% de las ventas fueron LCD y los televisores preparados para la alta definición (de ambas tecnologías LCD y Plasma) alcanzaron los 2,221 millones de euros, un 45,7% más que en 2006 y supusieron 2,4 millones de unidades (fueron 1,6 millones en 2006).

Cabe resaltar el espectacular incremento de las ventas de televisores preparados para alta definición, que ha pasado de los 1,15 millones de unidades en 2006 a 2,42 millones en 2007 (+109,3%).